Amor de Verdad

Amor de Verdad

El Oráculo nos habla de Amor. ¿Qué esperanzas de amor, que sueños y visiones mueren y nacen en nosotros en estos momentos de cambio?
¿Qué creencias sobre el amor pide la vida que dejemos, para poder empezar un nuevo ciclo vital? ¿Podemos enfrentar las ilusiones que construimos y permitir el dolor y el alivio de la claridad o preferimos el letargo del auto engaño?

Puede que hayamos atravesado un periodo de desmoronamiento de algunos aspectos de nuestras vidas, puede que hayamos tenido que afrontar  lo que no pudimos ver durante mucho tiempo. Puede que estemos en duelo. Puede que nos asalte la rabia y la indignación. Puede que empecemos a ver la sombra de las circunstancias que tanto negamos. Y puede que nos asombre la culpa.
La tristeza sirve un propósito, la rabia también, la culpa no. La culpa corroe, es una barrera que nos priva de la belleza, del gozo y de las dádivas del presente. Por eso es el momento de ser práctico y transmutar la culpa en auto-responsabilidad. Es el momento de apropiarnos de nuestras experiencias y usarlas como impulso para avanzar y como elixir para fortalecernos. Sobre todo porque asumiendo nuestra responsabilidad  de lo que se ha manifestado, estamos recuperando nuestro poder creador. Y se nos da la oportunidad de crear algo distinto.

El Oráculo nos dice que seamos conscientes de esa oportunidad. Nos invita a abrazar ese poder creador y embarcarnos en el proceso creativo del nuevo ciclo de nuestras vidas. Nos incita a soltar fórmulas antiguas y creencias desactualizadas para no repetir el auto-engaño. Para no crear nuevas ilusiones basadas en los “se supone que” y en lo que pensamos que se espera de nosotros.
Pasado y futuro se encuentran en este momento presente y la decisión es nuestra.
¿Qué futuro soñamos para nosotros y para las nuevas generaciones? ¿Podemos silenciar todas las voces internas y externas y escuchar solo el impulso de nuestro corazón? ¿Seremos suficientemente valientes para enfrentarnos cara a cara con nuestra Verdad? ¿O precisamos aún que nos sigan diciendo qué debemos querer, qué trabajos hacer, qué relaciones desear? ¿Precisamos seguir buscando fuera quien creemos que debemos ser?

Si en el pasado creamos ilusiones y asistimos a su desmoronamiento, es señal que nuestro corazón desea algo distinto para nosotros. Aprovechemos el impacto de la desilusión. Aprovechemos el gran, inmenso y profundo vacío que se nos presenta en el horizonte como un implacable océano. Es como el útero en el cual una nueva vida será gestada y como las aguas que la acogen. Y si escogemos recuperar nuestro poder creador sabremos que es en las aguas silenciosas donde empieza la creación. En el mundo líquido de los sueños y de la memoria.
Porque ahí soñamos un futuro común en este universo común. Ahí nos sabemos parte de un todo, ahí mi sueño de amor y de paz es el sueño de todos, es el sueño de aquellos que ya no están y el sueño de los que vendrán.
Y es en ese lugar intemporal donde podemos encontrar nuestra singularidad y emerger con el conocimiento del lugar y del rol que nos toca en el tejido común. Ahí en el vacío, en el inconsciente, en el silencio. El Oráculo nos habla de la importancia de ir ahí y reconocer y expresar esa singularidad. De honrarnos, honrando nuestros dones y la forma única de participar en el futuro que deseamos. Osando brillar y compartir la luz que existe en nosotros. Ya no podemos darnos el lujo de privar al mundo de esa luz. Ya no nos podemos permitir seguir alimentando dudas y creencias de escasedad y competitividad. Ya no podemos seguir alimentando este mundo de miedo. Es momento de escoger amor.

Escoger amor implica transmutar la visión de nosotros mismos como eternos niños heridos y empezar a confiar en la vida. Puede que no hayamos experimentado nutrición y abundancia en el pasado. ¿Podemos, no obstante, acreditar que es posible experimentarlas ahora? ¿Podemos pedir, desear, afirmar que deseamos sentirnos amados, nutridos y vivir en plenitud? Podemos llorar nuestros dolores y gritar nuestras rabias y luego avanzar hacia un futuro en el cual reivindicamos nuestro derecho al amor y la abundancia?
No desde la exigencia de la herida, sino desde una amorosa compasión. No desde la prisa ni forzando acontecimientos, sino desde la confianza en los procesos. La confianza en la nueva vida, en el nuevo ciclo, en el nuevo amor.
La confianza en el amor que se quiera manifestar en nuestras vidas, porque es el sueño común, y el sueño común tiene mucha fuerza. Si lo permitimos tendrá mucha más fuerza que cualquier necesidad de ilusiones. Si lo permitimos inspirará claridad en nuestras vidas. Porque es mucho más grande, es inmenso, es expansión. Y es de Verdad.

 

Oráculos

“Love”, Wisdom of Avalon
“Magdalene”, Magdalene Oracle
“Gaia’s Dragon”, Dragonfae Oracle
“Chumara”, Dragonfae Oracle
“ Dryster”, Dragonfae Oracle
“Dreamcatcher”, Dragonfae Oracle
“Oonagh”, Oracle de les Déesses
“The cow”, Wisdom of Avalon
“As de Michel”, Tarot des Archanges
“Roi de Raphael”, Oracle des Anges
“Culpa”, Tarot de Osho

 

Pintura «El nacimiento de Venus», Botticelli

 

El Oráculo

En la Antigüedad consultar el Oráculo era un acto natural de búsqueda de orientación. Porque para los antiguos la relación con el misterio era algo natural – sus dioses y diosas los ayudaban a dar sentido al inexplicable y un cierto orden al caos propio de la existencia humana.
La espiritualidad – nuestra relación con lo que nos transciende – está hoy día llena de asociaciones dudosas, de ambigüedades y de un escepticismo que enmascara nuestro eterno miedo hacia lo desconocido. El resultado es un profundo hambre espiritual – somos una sociedad desnutrida y desamparada, y la consecuencia son los síntomas como la ansiedad y las adicciones.

En mis procesos de investigación como arte terapeuta he descubierto en los Oráculos una herramienta de gran riqueza y potencial – a nivel terapéutico, creativo, lúdico y espiritual – y he creado el proyecto “Imaginario Oracular” para trabajar con el Oráculo a partir de métodos arte terapéuticos.
Es un recurso que vengo explorando en los últimos años, que es fuente de nutrición e inspiración y, en ese sentido, me propongo compartirlo de forma más amplia, más allá del espacio de mis consultas y talleres.

Así, mensualmente compartiré un texto escrito a partir de un mensaje del Oráculo para todos nosotros. El texto resultará de un proceso creativo con distintas cartas en que las imágenes, los mitos y los símbolos se transforman en palabras. No pretendiendo “adivinar” nada, sino Inspirar a cada uno de nosotros en la creación de su futuro.

Es un proyecto experimental, que se irá construyendo de forma orgánica.
Un proyecto para compartir, la inspiración del Oráculo y su potencial sanador y creativo.
Para ir reconciliando las ambigüedades, externas e  internas, y mis propias resistencias acerca de lo que es un Oráculo.
Y para seguir experimentando e investigando las fronteras de lo artístico, del misterio, del azar, de la intuición, de la comunicación. De aquello que es la consciencia compartida donde todos estamos de alguna manera conectados, y en que las acciones de uno tiene repercusiones que nos afectan a todos.

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Vera Sofia Palma Paulino .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Ptisp.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.